viernes, 21 de agosto de 2015

Lirio del mar...del Sáhara.

El taller de Feli está especializado en adorno personal singular y creo que en esta ocasión lo hemos consegido como pocas veces.
Tras la apariencia de un colgante... ¿con qué?...un disco de piedra en el centro, se esconde un recuerdo muy especial.
Arcilla polimérica traslúcida y arcilla con pigmentos metálicos de mica para enmacar algo que viene del Sáhara, esa provincia española que fue abandonada a su suerte.
Ese circulito pétreo central me ha sido facilitado por una persona que estuvo en los campamentos saharauis, una de las muchas personas que han ayudado a esta población acogiendo a sus niños durante años.
Hemos indagado... Vegetal?...animal?

"Son tallos de crinoideo, por las pintas del jurásico. Pertenecen a un animal al que se conoce como lirio de mar por su forma talliforme, aunque es de la familia de los erizos"

¡Toma ya!

 

viernes, 7 de agosto de 2015

Airosa. Abanicos pieza única (parte 3: partes y elaboración del abanico)

Seguimos abanicándonos mientras el calor persiste...
Los abanicos vuelan de mis manos como las mariposas cuyas alas recuerdan.
Más calor: nuevos abanicos.
Os dejo algunas imágenes de los últimos y os susurro en la penumbra de alguna alcoba en sombra palabras olvidadas...
Abanicos y susurros...dos formas de fabricar viento.














  • Baraja: Esqueleto plegable del abanico.
  • País: Tela que va adherida a la baraja. Los abanicos que no tienen país se denominan de baraja o simplemente barajas.
  • Varillas: Tiras de madera que pueden ir caladas o pintadas. Se distinguen dos tramos: a la parte calada o decorada que va desde el clavillo -eje del abanico- hasta el papel o entelado se la llama "fuente"; y "guía"a la parte exterior de la varilla que cubre la tela.
  • Cabera, pala o varilla maestras: Primera y última varilla, más gruesas que el resto. En los modelos de lujo llegan a constituir auténticas obras de arte de micro-escultura, orfebrería o grabado. Con frecuencia, estos modelos exclusivos llevan en la cabera las iniciales de la propietaria.
  • Calado: Agujeros realizados sobre las varillas que sirven tanto para decorarlo como para aumentar su aerodinámica.       
 ELABORACIÓN
  • La fabricación de un abanico requiere la colaboración de varias categorías artísticas: un pintor para decorar o ilustrar el "país", un escultor (marfil, hueso, concha, nácar) o grabador (maderas) para taladrar el varillaje y, en los modelos más lujosos, un orfebre. Junto a ellos, trabajan artesanos encargados del corte preciso de las varillas, el plegado y pegado de las telas o vitelas. La independencia de estos procesos de elaboración permite que sean realizados en distintos talleres especializados (como ocurre en muchos casos de la industria valenciana del abanico, en la que a veces los distintos talleres pueden estar en localidades diferentes y aun distantes entre sí). El orden de fabricación suele ser el siguiente:
  • Corte de las varillas, en paquetes y con una plantilla.
  • Pulido, lijado y afilado de las varillas (uno de los procesos más delicados consiste en afinar la guía de la varilla en la zona entelada, para que no abulte.
  • Calado de las varillas con punzones, repujado y tallado. Llegando a objetos de singular preciosismo y suntuosidad.
  • Si escultores, grabadores y orfebres se lucen en el varillaje, otro tanto hacen los pintores, en el dibujo, policromía y dorado del "país" del abanico.
  • El proceso de fabricación se acerca a su final cuando, agrupadas en paquetes de trece, dieciséis o veinticuatro, y cerradas a los lados por las dos palas, se taladra el conjunto en su parte inferior haciendo pasar un clavo por el orificio y remachándolo con dos rosetas.
  • A este esqueleto se le monta el "país", sea de papel, tela, vitela o encaje. Estos materiales pueden cubrir por ambos lados las varillas o, como en el caso de los abanicos de encaje, sólo una de ellas.
  • En el caso de los modelos sin "país" (pues la varilla no tiene guía), "la parte ancha se prolonga, sujetándose una varilla a otra por medio de una cinta que tiene un plegado en zigzag". Reciben el nombre de abanico "de baraja", y han tenido una gran tradición los de marfil de maestros como el francés Martain y los modelos orientales calados en plata.
(fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Abanico)

miércoles, 5 de agosto de 2015

Doy la cara por la Ribagorza


   

El taller de Feli colabora activamente con esta iniciativa de índole social que promueve la cultura de la participación...cultura, sí.
     Estamos realizando un "Photo call" (o llamada a través de las imágenes) para mostrar que en la Ribagorza vivimos muchas personas que no estamos de acuerdo con las políticas energéticas actuales. Este modelo energético no responde a las necesidades de los ciudadanos y lo único que busca es perpetuar una dinámica que permita seguir teniendo enormes beneficios a empresas codiciosas que en ningún momento buscan otra cosa que el lucro desmedido. Estas imágenes se toman y difunden al hilo de una acción muy concreta: la instalación de una mesa para la firma y recogida de alegaciones en contra de dos proyectos oscuros, dudosos y dañinos

http://autopistaelectricano.blogspot.com.es/2015/08/mesa-para-firma-de-alegaciones-contra.html


NOS VEMOS EL SÁBADO 8 EN GRAUS
¡NO A LA ESPECULACIÓN ENERGÉTICA!
¡NO A LOS PROYECTOS DE REENTRADA AL POZO CENTENERA-1 Y DE "RECRECIMIENTO" DE LA LAT FORADADA DEL TOSCAR-POBLA DE SEGUR!
DEMOS LA CARA POR UN TERRITORIO VIVO

viernes, 24 de julio de 2015

Airosa. Abanicos pieza única (parte 2: el lenguaje del abanico)


     Serie Airosa
     Nuevas piezas preparadas para ver la luz, mover el aire...y hablar.

     Los abanicos hablan de quien los lleva. No es lo mismo abanicarse con uno de encaje y lentejuelas que con uno hecho con plumas o con un abanico moderno de madera y tela, pintado a mano, con una ilustración diferente en cada abanico...

     Ayer hablaba de los abanicos como complementos de moda y como utensilios para combatir el calor. Hoy abordamos un uso de esta maravillosa pieza que ha caído en el olvido: su lenguaje, el lenguaje de los abanicos.

     Cuando los sentimientos eran inefables o la comunicación se veía entorpecida u obstaculizada por la separación de sexos impuesta por la rígida moral de otros tiempos, las personas se las ingeniaban para desarrollar "argots", códigos, lenguajes alternativos para poder expresar emociones, comunicar información, requerir acciones, establecer citas, lanzar interrogantes...
    Se trataba de un lenguaje muy elaborado, con muchos matices y realmente expresivo.

     Más abajo, tras la galería de imágenes de las nuevas creaciones de El taller de Feli, os adjunto imágenes e información sobre el lenguaje de los abanicos.
















  


( Ilustraciones facilitadas por Mercedes Balaguer Mitjans)

     Ava dice sí...no sabemos a qué ni quién... ¿al fotógrafo? 

       Esta hermosa instantánea la he tomado de la siguiente página (para quien quiera conocer los orígenes del ábanico y más expresiones de este lenguaje arcaico y complejo)

http://es.paperblog.com/barcelonahistoria-del-abanico-china-siglo-viii-antes-de-cristo23-06-2013-1951557/

NOTA: Para ver más abanicos de nuestro taller en una anterior entrada http://eltallerdefeli.blogspot.com.es/2015/07/airosa-abanicos-pieza-unica.html

jueves, 23 de julio de 2015

Airosa. Abanicos pieza única

Adivinanza: ...pie de varillas y país de tela, piel o papel...se abre formando semicírculo...

Y si no lo adivinas te doy un abanico de posibilidades...

        los antiguos romanos llamaban vannus a un pequeño utensilio que servía para aventar la cascarilla de los cereales y para avivar el fuego (en países como Eritrea se usa aún). De ese vocablo deriva un diminutivo: abano y de él la palabra con la que designamos a esta maravillosa herramienta para refrigerar el aire, que funciona con energía renovable y natural -con un juego de muñeca rítmico y variable-, que esde fácil transporte, se puede personalizar y ocupa poco espacio.  
      Complemento de moda para las más exigentes "Se dan mucho aire..." dirán; y nunca más cierto si lo hacen con una de las nuevas creaciones de El taller de Feli: quienes quieran combatir el calor con un aire distinto yo diría que no son altaneras sino ¡airosas!
       Los presentaremos al público el sábado 25 en Graus, en la feria de la longaniza
                                                (pincha AQUÍ para ver el programa)